lunes, 29 de noviembre de 2010

2010-11-29 La Reina Tirana

De vez en cuandoDoña Cabezona se vuelve Reina Tirana. Entonces Ojoclaro y Homiño se convierten en sus súbditos y Yonosoynada en su sirviente fiel, que le ayuda a mandar en los otros dos. Si hacen las cosas mal, los mete en la cárcel. Si hacen las cosas bien, los mete en una caja fuerte porque por supuesto el premio es para ella. Se queda con ellos a buen recaudo.
La señora Ojoclaro le diseñó un día una corona de un material mucho más valioso que el oro. También Homiño le obsequió con un cetrito precioso, para que mandara mejor.
Como la reina estaba tan contenta, rápidamente ordenó a Yonosoynada que los encerrara en la Caja Fuerte Real.

viernes, 19 de noviembre de 2010

2010-11-19 Bocata en el Parque

Después de ir a pintar al Paseo de Reding y la rotonda de coches con Alcazaba, Ayuntamiento y Catedral, llegaron Doña Cabezona, Ojoclaro y Homiño, con Barba. Fuimos a comer un bocata al Parque, cerca de la Catedral.

jueves, 18 de noviembre de 2010

2010-11-18 Llevando a mostrar mi mundo

Con ilusión, Carmen lleva sus ilustraciones (las de este blog) a los dueños de una tienda de ropa del centro de Málaga para organizar una posible exposición. Al final el proyecto no prospera.
Un año después, Carmen sigue ilustrando, embarcada en un nuevo proyecto, pero la tienda aquella ya ni existe.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

2010-11-17 - La primera de todas


Esta es la primera ilustración, la que ha dado origen a toda la serie. El proyecto inicial era exponer en una ya extinta tienda de moda que en su parte superior disponía de un pequeño espacio "para artistas" que yo "customizaría" con mis ilustraciones diarias.
La tienda, curiosamente, estaba en la calle Casapalma, casi en frente de la casa en la que yo vivo, la Casa del Arte.
Al final el proyecto se torció. Pero gracias a que eso salio mal me planteé seguir con las ilustraciones por lo menos un año. Luego conocí al grupo de escritores de "Punto y seguido" y pusimos en marcha la colaboración actual.
Y he decidido continuar con mis ilustraciones diarias indefinidamente.

En esta ilustración, una de las más grandes en cuanto al formato de todas las que he hecho para esta serie por ahora, representaba a Málaga tal y como yo creía entonces que era. Se puede ver la tienda en el centro histórico, y mi casa de entonces, en El Ejido.