2015-04-21 Margarita, caracol y el libre pensamiento de Elisa, quitapenas.

Esta tarde, en casa de Mari Carmen, mientras Ojoclaro y Homiño estudiaban con ella inglés, nosotras dos jugábamos por el jardín.
Amenazaba lluvia, había rayos y truenos. Decidimos coger caracoles pero sólo encontramos uno y nos pusimos a hablarle y le robamos dos fresas que estaban mediocomidas. Nos sentamos en el suelo del garaje y Elisa lo llamó Margarita.
Entonces le explicó que sólo quedaba ella/él, porque a todos los demás los habían matado con los granitos de colos azul ( babosil).
La interrumpo y le digo :
-Elisa, pobre Margarita, no le digas eso, se va a morir de pena.
Me contesta:
-Tampoco le gustará que le mienta.

Estas reflexiones son valiosísimas para mí.
Me encanta sentir como piensa.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares