2015_07_16 La vida de cada persona tiene una historia.

En ella hay de todo:comędia, novela, drama, poesia.
No siempre es fácil y no siempre difícil.
Yo, me he dado cuenta de que si el narrador/a dejo que sea otr@, al final mi historia desaparece.
Por eso la narradora debo ser siempre yo y no dejar que nadie, por mucho que me quiera, escriba por mí.

Es algo que los padres deberíamos recordarnos siempre, no somos los narradores de la vida de nuestros hijos, simplente acompañantes. Ejercemos un tremendo poder en ellos, y podemos manipular mucho más facilmente que otros en sus acciones y pensamientos.

Yo sé que eso es algo un poco inevitable , todos manipulamos, incluso sin querer, pero no tenemos ese derecho y mucho menos utilizarlo  a modo chantaje, hacernos las víctimas si no nos permiten hacerlo.

Es bonito saber el lugar de cada uno, yo como madre quiero ser acompañante, y eso si los demås quieren.


Comentarios

Entradas populares