2015_08_16 Cuando no te guste algo que debes hacer, vuélvete bruja.

Sin saberlo, hoy Elisa me lo recordó.
Pintando un techo blanco de lo más cansado y aburrido. Yo vestida con un plástico rosa y su capucha para no mojarme y parecía una bruja, sin varita, pero con rodillo.
Imaginando se pasa mejor.

Comentarios

Entradas populares