2015_08_19 Está bien visto ser auténtico y natural cuando eres niño. En la adolescencia parece normal pretender ser natural, sin dejar de agradar a todo el mundo y despreciar a quién nunca ha dejado de ser natural.

En las dunas cada uno juega como puede.

Por cierto, mi admiración profunda a los adolescentes libres que siguen siendo como en realidad son.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares