2016-07-10 Cada día, desde que a Elisa le han empezado a salir dos dientitos definitivos, por detrás de los de leche, que aún no se le han caído, me pregunta al despertar.

¿ Mamá, me tocas todos los dientes, a ver si se me mueven?
Entonces se los toco todos y al llegar a los dos que se mueven le digo: Se mueven los dos que se tienen que mover. 
Y se queda tranquila.
Los rituales funcionan con ella mejor que ninguna otra cosa. Genial.



Comentarios

Entradas populares