2016_12_19 Creo que hoy es el último día que pinto sillas en el Adriano. Porque me traje las siete que faltan para completar las 100.

Estoy triste allí, ya no creo en ellos y me siento engañada.
Aunque en realidad ellos ya eran y querían lo mismo antes pero mi locura creadora me cegó y me dejé llevar.
Conchi y yo hicimos lo posible porque se conocieran Manuela y mis mendrugos. ¿ O fui yo y también me cegué?

Comentarios

Entradas populares